DESDE CASA. Ana López: “Mi rincón favorito de la casa durante estos días ha sido la terraza”

Ana López es una de las tres encargadas de la tienda Décimas del Centro Comercial El Tormes. Aunque la cuarentena la comenzó con ánimo, los días, según cuenta, van pesando y ya está deseando volver a la rutina. Este tiempo le ha servido, eso sí, para aprender a valorar el tiempo que pasamos con nuestros familiares y amigos y lo que supone la libertad de salir de casa sin dar explicaciones.

-¿Cómo ha vivido estos tiempos extraños de confinamiento?¿A qué ha dedicado gran parte de su tiempo?

-El principio de la cuarententa lo he afrontado de forma positiva, pero ya son muchos días y esta situación la estoy llevando cuesta arriba. Lo más duro es no poder ver a los seres queridos y el miedo a que les pueda pasar algo. Desde hace unos días, tenemos la inmensa suerte de poder salir un ratito a la calle y dar un paseo, siempre manteniendo las distancias pero a la vez con miedo. Gran parte del tiempo en casa lo he dedicado en preparar recetas saludables, ver series y películas, practicar mucho deporte y, sobre todo, hacer vídeo llamadas con familiares y amigos.

– ¿Cuál se ha convertido en su rincón favorito de la casa?

-Mi rincón favorito ha sido la terraza. En ella me relajo muchísimo, los paseos me llenan de energía y el sol me da vida. Una pena que en este tiempo no haya brillado mucho el sol, pero he disfrutado igualmente de este rincón de mi casa.

-Parece que en este tiempo hemos vivido en primera persona una película, ¿se atreve a ponerle título?

-El título que le pondría es “Un aislamiento inesperado”, en homenaje a una de mis series preferidas en este confinamiento: Vis a Vis. Nadie nos imaginábamos que de un día para otro no íbamos a poder ir a trabajar, no íbamos a poder salir de casa, no podríamos estar con familiares y amigos…

-¿Qué es lo que más está echando de menos de su faceta profesional en este tiempo?

-Echo de menos que suene el despertador todas las mañanas para ir a trabajar, reunirme con todas mis compañeras, saludar al personal del Centro Comercial El Tormes, atender a los clientes nuevos y habituales, poderlos ayudar… Echo de menos toda la rutina profesional.

-¿Aprenderemos algo de la experiencia vivida?

-En este tiempo de confinamiento he aprendido cosas a las que antes no daba tanta importancia. En primer lugar, me he dado cuenta de la necesidad que tenemos todos de ver y estar con nuestros familiares y seres queridos, poder salir a la calle con la libertad habitual, circular libremente sin pedir permiso y sin dar explicaciones, reunirnos con nuestros amigos y poder pasar un buen rato en la calle, en los bares o en cualquier otro lugar. En todo este tiempo también he valorado lo que supone ir a trabajar, nuestra rutina diaria. Eso sí, he podido pasar más tiempo con mi marido y compartir nuestro hogar. En definitiva, nos hemos dado cuenta de que lo que hacemos habitualmente y nos llena de satisfacción es la vida.

DESDE CASA. Raquel Izquierdo: “Ojalá se tratara de una película de ciencia ficción o de un mal sueño”

Raquel Izquierdo es la encargada de la tienda Women´Secret del Centro Comercial El Tormes. Confiesa tener las pilas cargadas y muchas ganas de volver al trabajo y reconoce que le hubiera gustado que la situación que hemos vivido fuera una película de ciencia ficción o un mal sueño. En Enamódate le preguntamos si se atrevería a ponerle título al film y, después de pensar un poco, dice: “La Ventana”. La de Alfred Hitchcok, que era indiscreta, se desarrolla en el patio interior de un pequeño edificio de grandes ventanas…

-¿Cómo ha vivido estos tiempos extraños de confinamiento?¿A qué ha dedicado gran parte de su tiempo?

-Lo he vivido con gran incertidumbre y preocupación, es mucha la gente que ha fallecido y la que está enferma. También me preocupa, claro, como va a afectarnos todo esto tanto psicológicamente, como social y económicamente.
En mi día a día procuro llevar una rutina, creo que es lo mejor, e imagino que el resto de la gente hará lo mismo. He terminado unos cursos online que tenía aparcados. Me gusta mucho leer y como hay tiempo no dejo de devorar libros. También dedico tiempo a la cocina, sobre todo a la repostería, ¡me encanta hacer postres! Busco tener el mayor tiempo ocupado, pintando, haciendo ejercicio físico…

– ¿Cuál se ha convertido en su rincón favorito de la casa?

-Mi habitación, en ella paso la mayor parte del tiempo. Se ha convertido en biblioteca, estudio de pintura e improvisado gimnasio, con sus limitaciones claro.

-Parece que en este tiempo hemos vivido en primera persona una película, ¿se atreve a ponerle título?

-Ojalá se tratara de una de ciencia ficción o de un mal sueño. No sé, me voy a arriesgar “La Ventana”, a través de ella se puede mirar hacia dentro y hacia fuera. Hay muchas versiones diferentes dependiendo de los ojos que miren.

-¿Qué es lo que más está echando de menos de su faceta profesional en este tiempo?

-La rutina diaria del trabajo, el trato con mis compañeras y con los clientes. A la gente que trabajamos de cara al público nos gusta estar con la gente. Estoy deseando volver con las pilas cargadas y con mucha ilusión. En algunas tiendas Women´Secret ya han empezado a trabajar y esto anima, el gusanillo está encendido.

-¿Aprenderemos algo de la experiencia vivida?

-Sí, quiero creer que sí. Ojalá crezca la empatía y disminuya el egoísmo. Aprenderemos a dar prioridad a las cosas importantes: pasar más tiempo con la familia, los amigos, hacernos más responsables de nuestro entorno, a cuidarnos más los unos a los otros porque somos seres sociales y nos necesitamos… Espero que todo lo que hemos aprendido en estos días no caiga en el olvido.

DESDE CASA. Mercedes Rogado: “Volvemos con ilusión, con ánimo y muchas ganas”

Mercedes Rogado es la gerente de la Papelería de la Suerte del Centro Comercial El Tormes. Según nos cuenta en esta entrevista, no ha desperdiciado ni un solo minuto de estas semanas de confinamiento. Ya está de nuevo al frente de su negocio y lo hace con ilusión y muchas ganas, porque es consciente de que hay que seguir adelante y de la manera más positiva.

-¿Cómo ha vivido estos tiempos extraños de confinamiento? ¿A qué ha dedicado gran parte de su tiempo?
-La verdad es que no lo he pasado mal en casa, he aprovechado para hacer muchas tareas pendientes. Debido a mi trabajo paso mucho tiempo fuera de casa y he aprovechado estos días a hacer una limpieza general. Encontrarme con objetos guardados (entradas de concierto, fotos antiguas…) que hacía tiempo que no veía me ha permitido recordar momentos pasados. Me ha hecho ilusión volver a verlos después de muchos años. Además de organizar todo bien, he hecho de pintora, he cocinado, como cualquier ama de casa, he jugado con mi hijo, he salido al jardín cuando el sol lo permitía… Necesitaba tener todo el tiempo ocupado porque me cuesta mucho no estar activa. Una de mis grandes pasiones es leer y tengo la ventaja de tener una librería así que dispongo de muchos títulos que he aprovechado para leer en estas semanas. También he confeccionado mascarillas caseras que nos han servido para salir del paso hasta que hubiera en las farmacias. A todo esto tengo que sumar el papeleo propio de una empresa (que no cesa a pesar de que esté cerrada temporalmente), he buscado ideas sobre cosas que podemos realizar en la tienda; y también me he preocupado de buscar los medios necesarios para garantizar la seguridad de todos, trabajadores y clientes. Y he salido muy poco a la calle. Creía que esa era mi obligación.

-¿Cuál se ha convertido en su rincón favorito de la casa?
-Tengo muchos, pero quizás donde tengo mi despacho y biblioteca. En estos días también hemos disfrutado mucho de la bodega: se ha convertido en oficina, en sala de la televisión, y en discoteca todas las noches de los sábados… Allí he disfrutado mucho con mi marido y con mi hijo.

-Parece que en este tiempo hemos vivido en primera persona una película, ¿se atreve a ponerle título?
-No se me ocurre un título, pero desde luego debería estar relacionado con un futuro optimista, con la lucha… porque tenemos que seguir adelante de la manera más positiva posible.

-¿Qué es lo que más ha echado de menos de su faceta profesional?
-Sin duda alguna el contacto con la gente, el día a día; la relación con mis compañeras, con los clientes, el ambiente en general del Centro Comercial El Tormes, que es tan bueno. El constante movimiento puede “estresarnos” en el día a día pero lo he echado de menos. También he hablado con muchos clientes durante estos días, especialmente con los que están más solos y que en estos días se han sentido mas desamparados. Tengo muchas ganas de verlos a todos.

-¿Aprenderemos algo de la experiencia vivida?
-Yo ya era consciente de ello pero creo que esta situación lo ha hecho más evidente todavía: hay que valorar todos los momentos, disfrutarlos todos. Hay que tener en cuenta que la vida pasa muy rápido y todo cuenta. No dejar para mañana lo que puedas hacer hoy. Ya tendremos tiempo de descansar y de dormir… Hay que hacerle sentir a la gente lo que de verdad te importa, mostrarles una sonrisa, darles los buenos días, intentar compartir sus sueños. Vuelvo al trabajo con ilusión, con ánimo y con muchas ganas. Todos juntos, podemos.

DESDE CASA. Ricardo G. Núñez: “El teletrabajo ha supuesto un incremento de trabajo y de horas de dedicación”

Ricardo G. Núñez es profesor de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Salamanca, además de coordinador y comisario de las exposiciones de los trabajos de Escenografía que ha acogido el Centro Comercial El Tormes en diferentes ediciones. Además, ha colaborado con El Tormes en talleres de pintado de miniaturas, una de las aficiones de este profesor universitario con el que hablamos hoy en Enamódate desde casa.

-¿Cómo ha vivido estos tiempos extraños de confinamiento? ¿A qué ha dedicado gran parte de su tiempo?
-Yo he seguido trabajando como profesor en la Facultad de Bellas Artes, más incluso de lo que trabajaba presencialmente porque el teletrabajo, debido a una situación como ésta que no estaba contemplada ni ensayada, ha supuesto un incremento muy grande de trabajo y de horas de dedicación. Además del trabajo docente, casi en cualquier momento y en cualquier día puedes tener una consulta de un estudiante. El tiempo lo he dedicado a seguir trabajando pero también a realizar ejercicio diario. Además he seguido con mi afición de pintar miniaturas y realizar maquetas que es mi labor paralela a la docencia. En una de las asignaturas que imparto también dedicamos una parte a la creación de maquetas.

-¿Cuál se ha convertido en su rincón favorito de la casa?
-Mi rincón favorito en este tiempo ha sido mi mesa de trabajo donde pinto las miniaturas y realizo esas maquetas que os comentaba.

-Parece que en este tiempo hemos vivido en primera persona una película, ¿se atreve a ponerle título?
-Yo le pondría como título el mismo que esa gran obra maestra que es “Amanece que no es poco”, por ese falso surrealismo que refleja. En la vida real se dan situaciones que en la película parecen humorísticas y en realidad no lo son.

-¿Qué es lo que más ha echado de menos de su faceta profesional?
-Sin duda alguna, lo más que echo de menos en el ámbito profesional es el contacto en directo con los estudiantes, el trabajar con ellos en las clases en los talleres. Esto en la distancia no es viable.

-¿Aprenderemos algo de la experiencia vivida?
-Yo creo que en muchos aspectos no, volveremos a equivocarnos y algo que deberíamos hacer es tirar todos en la misma dirección, ayudar a quienes no puedan salir solos y dejar que la gente que sabe haga su trabajo.

DESDE CASA. Diana Luis: “Experimentaremos un nuevo comienzo en todos los ámbitos”

En Enamódate desde Casa hoy hablamos con la encargada de la tienda Deichmann del Centro Comercial El Tormes. A pesar de la preocupación y de la angustia propias de estar ante una situación desconocida, ha intentado en esta etapa complicada disfrutar del día a a día y de las pequeñas cosas como tomarse un café sin prisas.

-¿Cómo ha vivido estos tiempos extraños de confinamiento? ¿A qué ha dedicado gran parte de su tiempo?
-He pasado por diferentes estados, al principio vivía con la angustia propia de enfrentarte a una situación desconocida y nunca vivida, ¡una pandemia! También he estado preocupada y confusa por la situación laboral y económica. Eso sí, he ido tomando conciencia día a día, observando todo lo que está aconteciendo e intentando mantener la mente muy despierta. Dentro de las posibilidades, he intentado disfrutar a diario de todo lo que tenemos y que a veces no podemos atender como se merece por falta de tiempo: mi familia, mi casa, mi jardín, mi mascota. También de las pequeñas cosas que no valoramos como una taza de café en calma, un baño de agua caliente, sin prisas… Despertarse con tiempo por delante…

-¿Cuál se ha convertido en su rincón favorito de la casa?
-Mi rincón favorito en este tiempo ha sido, sin duda, mi jardín. Salir y disfrutar de la calma con el aire en la cara, sin horarios…

-Parece que en este tiempo hemos vivido en primera persona una película, ¿se atreve a ponerle título?
-Podría ser “Por un nuevo camino”.

-¿Qué es lo que más ha echado de menos de su faceta profesional?
-Pues la verdad es que todo mi trabajo en general, todo lo que hago a diario. He echado de menos el contacto con todos mis compañeros, las reuniones, los eventos, los viajes…

-¿Aprenderemos algo de la experiencia vivida?
-Sin duda alguna será un aprendizaje. Experimentaremos un nuevo comienzo en todos los ámbitos, profesional y personal. Creo que nada volverá a ser igual. Ha sido un gran parón en nuestras vidas, involuntario, nadie lo buscábamos. No hemos podido hacer otra cosa que observar nuestro día a día desde la distancia, a veces en soledad. Lo que hemos vivido dejará huella en todos nosotros. Confío en que sea una lección de vida de la que aprendamos lo más positivo, lo triste es haber vivido tantas desgracias de muchas familias. ¡A por el nuevo camino!

DESDE CASA. Jesús Vasallo: “Quiero que cuando abramos las puertas de la peluquería esté todo más bonito y eso nos ayude a sentir mejor”

Jesús Vasallo es el gerente de la Peluquería Azul del Centro Comercial El Tormes. Aunque este tiempo de confinamiento ha resultado complicado en cuanto a gestiones administrativas, le ha servido para preparar la vuelta con una nueva imagen del local y nuevos servicios, como el de barbería.

-¿Cómo ha vivido estos tiempos extraños de confinamiento? ¿A qué ha dedicado gran parte de su tiempo?

-Pues han sido días complicados, especialmente en el ámbito profesional. Parte del tiempo la he pasado realizando papeleos para solicitar ERTES y solicitando las ayudas que han ofrecido a los establecimientos que hemos tenido que cerrar. De ahí que haya tenido que estar en contacto permanente con el gestor… Las tardes las he aprovechado para seguir con la formación continua. He realizado cursos online de gestión, de moda, de recogidos y cortes de pelo para estar al día de todas las tendencias cuando podamos volver a abrir. La planificación de cómo será el trabajo a partir de ahora también ha sido una tarea diaria. Mi intención es realizar una reforma en la peluquería, cambiar la decoración e integrar barbería. Quiero que cuando abramos las puertas, que ojalá sea pronto, esté todo más bonito para hacernos sentir mejor y, además, lo hagamos con garantías de seguridad para nuestros trabajadores y clientes. También, durante estos días he intentado levantar el ánimo de mis vecinos con una sesión de música después de los aplausos de las ocho de la tarde.

Jesús Vasallo para Enamódate de Centro Comercial El Tormes

-¿Cuál se ha convertido en tu rincón favorito de la casa?

-Mi lugar favorito ha sido, sin duda, el jardín, que me ha dado la vida sobre todo en los días de confinamiento absoluto.

-Parece que en este tiempo hemos vivido en primera persona una película, ¿te atreves a ponerle título?

-Se me ocurre “El virus cruel que paró al mundo”.

-¿Qué es lo que ha echado de menos (o más está echando de menos) de su faceta profesional en este tiempo?

-Lo que más he echado de menos es relacionarme con mi equipo y con los clientes, somos ya como una familia.

-¿Aprenderemos algo de la experiencia vivida?

-Espero y confío que la situación que hemos vivido nos haga aprender muchas cosas. Entre otras, confío en que nos sirva para ser a partir de ahora más humanos, menos egoístas y a empatizar más con el prójimo. Debemos aprender a ser solidarios, también con nuestro planeta al que tenemos la obligación de cuidar más. Este mundo no nos necesita para nada, nosotros a él sí.

DESDE CASA. Gonzalo Sendín: “Ojalá esta crisis nos sirva para valorar más el contacto humano, los abrazos y la libertad”

Gonzalo Sendín es un reconocido hostelero de Salamanca. El Mesón de Gonzalo y las Tapas de Gonzalo son dos lugares casi de obligado peregrinaje si se quiere degustar lo mejor de nuestra gastronomía. En estos días difíciles, y una vez pasado la etapa de confinamiento absoluto, Gonzalo se dedica a trabajar para iniciar pronto una nueva etapa adaptada a la realidad del momento.

-¿Cómo estás viviendo estos días y a qué dedicas parte del tiempo en casa?

-Últimamente me paso el día trabajando, participando en mesas redondas y conectado constantemente con compañeros para intentar estar al día en todas las noticias relativas a nuestro sector. Los hosteleros estamos más unidos que nunca y he de agradecer el trabajo que se está realizando en estos momentos tan difíciles la Asociación de Hostelería de Salamanca. Además, el Mesón y las Tapas de Gonzalo comenzará en los próximos días  con el servicio de comida para llevar y tenemos muchas cosas que preparar. En cuanto a los días más duros de la cuarentena, los llevé a ratos, supongo que como todo el mundo. La clave es adaptarse a las nuevas realidades que se nos plantean en la vida. He estado en todo momento muy pendiente de las redes sociales y de las noticias y eso me ha permitido tener la sensación de no estar aislado. Aunque la sobre exposición a la información tiene también su aspecto negativo: a veces me he sentido intoxicado de tantas malas noticias y he necesitado desconectar.
He hablado durante todo este tiempo mucho con compañeros de profesión para compartir ideas y preocupaciones. Estamos en un momento de incertidumbre total y eso genera mucha inseguridad en los ámbitos personal y profesional.
El tiempo libre que he tenido estos días de atrás los he aprovechado para hablar tranquilamente con familia y amigos. He hecho deporte una hora al día y he visto muchas series y películas que tenía pendientes desde hace tiempo. Me he animado también a hacer algún curso online, como uno sobre las cocinas del mundo.

-Qué es lo que más echas de menos de nuestra vida antes de…

-Para mí esta situación ha sido un cambio de vida radical. Hacía años que no comía en casa, por ejemplo. He pasado de estar en la calle y en el trabajo todo el día a tener que aprender a estar “parado”. Echo de menos abrazar a mi familia, sobre todo a mis sobrinos. Me ha dolido no poder darle un abrazo a mi hermana y a mi cuñado por el fallecimiento de sus padres. Echo de menos los buenos ratos con mis amigos, el día a día de
los negocios: el trato diario con los empleados y los clientes. Tratar de hacer las cosas mejor cada día. Y por supuesto echo de menos viajar, salir a comer y cenar a mis sitios preferidos o dar un paseo. Y por último, no me puedo olvidar de mis escapadas a Madrid o al extranjero para ver los partidos del Real Madrid.

-¿Cómo crees que nos cambiará la vida si eres de los que piensas que cambiará algo?

-Creo que si. Creo que cambiarán muchas cosas. Estamos en una situación complicada, nueva e inesperada para todos. Nos han privado de muchas cosas que antes dábamos por hecho que eran normales, incluso rutinarias. Tal vez, y ojalá, esta crisis nos haga valorar más el contacto humano, los abrazos, la libertad y la suerte de tener nuestras rutinas laborales y esos ratitos de ocio con familia y amigos.

Foto realizada por Enamódate en mayo de 2018

DESDE CASA. Paola Navazo: “Lo que más echo de menos es abrazar a mi madre”

Paola Navazo es la encargada de la tienda Benetton Kids del Centro Comercial El Tormes. Aunque esta cuarentena la está pasando en casa, Paola no ha dejado de pasar por la tienda en momentos puntuales para mantenerla al día y tenerla preparada para cuando vuelva a abrir, que será pronto.

-¿Cómo estás viviendo estos días y a qué dedicas parte del tiempo en casa?

-Comencé la cuarentena con un ánimo bastante positivo pero luego he tenido días de bajón porque algún familiar y conocido lo ha pasado mal a cuenta de esta enfermedad y te sientes impotente de no poder estar a su lado, de no poder acompañar a la gente que quieres. Ha sido lo más feo de estos días. Por lo demás, he intentado ocupar mi cabeza y tener siempre algo que hacer. Me gusta mucho hacer puzzles -llevo ya dos de 1.000 piezas- y estoy intentando hacer un cubo de rubik de 8 lados que me está costando un montón. Además, estoy aprovechando para ver series que tenía pendientes y hacer unas cuantas vídeo llamadas, como las que hacemos todas las compañeras de Benetton. ¡Hasta he cenado con amigos por skype!

-Qué es lo que más echas de menos de nuestra vida de antes de…

-Lo que más echo de menos es abrazar a mi madre. Tengo unas ganas locas de poder hacerlo. También a mi abuela, a mi hermano, y a todos. Soy muy cariñosa y necesito que me achuchen. También tengo ganas de bajar a la Plaza y ver mucha gente, yo soy de barullos. Soy muy social, y aunque esta época me está viniendo bien para encontrarme conmigo misma otra vez, sigo necesitando contacto con la gente.

Paola Navazo para Enamódate del Centro Comercial El Tormes

-¿Cómo crees que nos cambiará la vida si eres de las que piensas que cambiar algo…?

-Sí creo que va a cambiar, adoptaremos nuevos hábitos. Nos hará falta quitarnos el miedo de encima y hacer naturales cosas que no lo han sido hasta ahora, como utilizar las mascarillas, los guantes, mantener la distancia social… Lo más difícil será habituarnos a ello, pero imagino que todo es cuestión de tiempo y llegará un momento en que lo haremos sin darnos cuenta. Ojalá haya una vacuna pronto y podamos disfrutar de nuestra vida como antes, aunque algún poso quedará. Creo que lo sucedido es un tirón de orejas para aprender a hacer las cosas de otra manera y darnos de cuenta de que lo más importante es la salud, que no la valoramos lo suficiente en el día a día. Pienso que este frenazo nos va a venir muy bien a todos.

Paola Navazo para Enamódate del Centro Comercial El Tormes

DESDE CASA. José Luis García: “Cocino con imaginación y alegría para no convertir la alimentación en una rutina”

José Luis García Julián es el director de la Escuela Municipal de Hostelería de Santa Marta de Tormes, un centro que colabora de forma habitual con el Centro Comercial El Tormes en diferentes iniciativas y propuestas. Su carácter alegre se observa también en estos tiempos difíciles, aunque confiesa que está deseando volver a la Escuela y embarcarse en nuevos proyectos.

-Cómo estáis viviendo estos días y a qué dedicas parte del tiempo en casa.

-Lo estamos llevando desde el confinamiento más estricto, respetando todas las normas impuestas desde la declaración del Estado de Alarma, pero viviendo todo con mucha tristeza por lo que está sucediendo y con un profundo respeto por todas las personas fallecidas, por todos los enfermos y por todos los profesionales que con su trabajo y dedicación nos hacen más llevadera la situación. De ahí que quiera hacer una especial mención a todo el personal sanitario por su entrega y buen hacer. El tiempo lo pasamos sin agobios, relajados, y practicando ejercicio físico por la mañana; y por la tarde, cocinando con imaginación y alegría, para no convertir la alimentación en una rutina y algo aburrido. Como este tiempo hemos descansado más de lo necesario, hemos intentado realizar a diario más ejercicio para no tener después problemas con la báscula. También intento estar muy informado sobre cómo va evolucionando la pandemia para sentir que estoy vivo cada día.

-Qué es lo que más echas de menos de nuestra vida antes de…

-Las relaciones personales, con mi familia, con mis amigos, con los compañeros de trabajo, los alumnos, etc. Todo lo que llenaba mi vida cada día. También echo de menos mi actividad profesional, levantarme cada día con energía renovada y con la ilusión de hacer algo realmente útil para la sociedad, como creo que es la enseñanza de la Formación Profesional. Me gusta comprobar cómo los alumnos van encontrando empleo gracias a los conocimientos adquiridos. Me encanta sentirme útil, sentirme necesario para la gente que me rodea y embarcarme en nuevos proyectos para la escuela.

-Cómo crees que nos cambiará la vida si eres de los que piensas que cambiará algo…

-Los españoles en ocasiones somos un poco torpes y no aprendemos fácilmente, por eso tengo dudas de que cambiemos sustancialmente. Pero algo sí cambiará. Nuestros hábitos de higiene serán diferentes, mantendremos las normas de distanciamiento social, creo que valoraremos más a la familia y a los amigos. En lo demás no tengo muchas esperanzas, pero ojalá nos sirva para cuidar más nuestra salud. Será necesario dotar de mejores medios a nuestro sistema público de salud, que ha demostrado que con medios escasos está realizando un excelente labor.

DESDE CASA. Isabel Martín: “Echo de menos a esta gran familia que tengo en el Centro Comercial El Tormes”

Isabel Martín es la gerente de la cafetería Quality Délic del Centro Comercial El Tormes. Una luchadora que también en su casa se ha empeñado en pasar los días de cuarentena preparando todo para la vuelta. El Quality había renovado su imagen poco antes del cierre con motivo de la crisis sanitaria, pero pronto volverá y lo hará, a tenor de lo que nos cuenta Isabel, con novedades en sus tapas.

-¿Cómo ha vivido estos días? ¿a qué dedica parte de su tiempo?

-Pues lo estoy viviendo con mucha inquietud y preocupación. Durante este tiempo he intentado mantenerme ocupada en tareas de la casa y practicando en la cocina para cuando podamos volver a abrir, preparando novedades. Además, he hecho mucho ejercicio en casa, más que nunca, y estoy leyendo mucho.

-¿Qué es lo que más echa de menos de nuestra vida de antes de…?

-Lo que más echo de menos es a mis hijos, que en este momento estamos separados. Pero también a mis chicos de la cafetería y del restaurante. Añoro a esta gran familia que tengo en el Centro Comercial El Tormes: al personal de gerencia, a seguridad, mantenimiento, limpieza, a todos ellos les quiero dar las gracias porque han seguido luchando para hacernos más fácil la vuelta. Y, por supuesto, echo mucho de menos a mis chicos y chicas de las tiendas que cada día me regalan un momento de su vida que nos hace más agradables los días. Y no me quiero olvidar de los clientes fieles que desde hace nueve años van día tras día a tomarse el cafetito y a compartir muchos momentos.

-¿Cómo cree que nos cambiará la vida esta situación que estamos viviendo, si es que  piensa que nos cambiará en algo?

-Yo creo que nos cambiará mucho. Espero que nos sirva para valorar y disfrutar las cosas que tenemos y que nos haga mejores personas y más fuertes. Deseo volver cuanto antes y poder seguir luchando.