José Luis García Julián es el director de la Escuela Municipal de Hostelería de Santa Marta de Tormes, un centro que colabora de forma habitual con el Centro Comercial El Tormes en diferentes iniciativas y propuestas. Su carácter alegre se observa también en estos tiempos difíciles, aunque confiesa que está deseando volver a la Escuela y embarcarse en nuevos proyectos.

-Cómo estáis viviendo estos días y a qué dedicas parte del tiempo en casa.

-Lo estamos llevando desde el confinamiento más estricto, respetando todas las normas impuestas desde la declaración del Estado de Alarma, pero viviendo todo con mucha tristeza por lo que está sucediendo y con un profundo respeto por todas las personas fallecidas, por todos los enfermos y por todos los profesionales que con su trabajo y dedicación nos hacen más llevadera la situación. De ahí que quiera hacer una especial mención a todo el personal sanitario por su entrega y buen hacer. El tiempo lo pasamos sin agobios, relajados, y practicando ejercicio físico por la mañana; y por la tarde, cocinando con imaginación y alegría, para no convertir la alimentación en una rutina y algo aburrido. Como este tiempo hemos descansado más de lo necesario, hemos intentado realizar a diario más ejercicio para no tener después problemas con la báscula. También intento estar muy informado sobre cómo va evolucionando la pandemia para sentir que estoy vivo cada día.

-Qué es lo que más echas de menos de nuestra vida antes de…

-Las relaciones personales, con mi familia, con mis amigos, con los compañeros de trabajo, los alumnos, etc. Todo lo que llenaba mi vida cada día. También echo de menos mi actividad profesional, levantarme cada día con energía renovada y con la ilusión de hacer algo realmente útil para la sociedad, como creo que es la enseñanza de la Formación Profesional. Me gusta comprobar cómo los alumnos van encontrando empleo gracias a los conocimientos adquiridos. Me encanta sentirme útil, sentirme necesario para la gente que me rodea y embarcarme en nuevos proyectos para la escuela.

-Cómo crees que nos cambiará la vida si eres de los que piensas que cambiará algo…

-Los españoles en ocasiones somos un poco torpes y no aprendemos fácilmente, por eso tengo dudas de que cambiemos sustancialmente. Pero algo sí cambiará. Nuestros hábitos de higiene serán diferentes, mantendremos las normas de distanciamiento social, creo que valoraremos más a la familia y a los amigos. En lo demás no tengo muchas esperanzas, pero ojalá nos sirva para cuidar más nuestra salud. Será necesario dotar de mejores medios a nuestro sistema público de salud, que ha demostrado que con medios escasos está realizando un excelente labor.