Isabel Martín es la gerente de la cafetería Quality Délic del Centro Comercial El Tormes. Una luchadora que también en su casa se ha empeñado en pasar los días de cuarentena preparando todo para la vuelta. El Quality había renovado su imagen poco antes del cierre con motivo de la crisis sanitaria, pero pronto volverá y lo hará, a tenor de lo que nos cuenta Isabel, con novedades en sus tapas.

-¿Cómo ha vivido estos días? ¿a qué dedica parte de su tiempo?

-Pues lo estoy viviendo con mucha inquietud y preocupación. Durante este tiempo he intentado mantenerme ocupada en tareas de la casa y practicando en la cocina para cuando podamos volver a abrir, preparando novedades. Además, he hecho mucho ejercicio en casa, más que nunca, y estoy leyendo mucho.

-¿Qué es lo que más echa de menos de nuestra vida de antes de…?

-Lo que más echo de menos es a mis hijos, que en este momento estamos separados. Pero también a mis chicos de la cafetería y del restaurante. Añoro a esta gran familia que tengo en el Centro Comercial El Tormes: al personal de gerencia, a seguridad, mantenimiento, limpieza, a todos ellos les quiero dar las gracias porque han seguido luchando para hacernos más fácil la vuelta. Y, por supuesto, echo mucho de menos a mis chicos y chicas de las tiendas que cada día me regalan un momento de su vida que nos hace más agradables los días. Y no me quiero olvidar de los clientes fieles que desde hace nueve años van día tras día a tomarse el cafetito y a compartir muchos momentos.

-¿Cómo cree que nos cambiará la vida esta situación que estamos viviendo, si es que  piensa que nos cambiará en algo?

-Yo creo que nos cambiará mucho. Espero que nos sirva para valorar y disfrutar las cosas que tenemos y que nos haga mejores personas y más fuertes. Deseo volver cuanto antes y poder seguir luchando.