Raquel Izquierdo es la encargada de la tienda Women´Secret del Centro Comercial El Tormes. Confiesa tener las pilas cargadas y muchas ganas de volver al trabajo y reconoce que le hubiera gustado que la situación que hemos vivido fuera una película de ciencia ficción o un mal sueño. En Enamódate le preguntamos si se atrevería a ponerle título al film y, después de pensar un poco, dice: “La Ventana”. La de Alfred Hitchcok, que era indiscreta, se desarrolla en el patio interior de un pequeño edificio de grandes ventanas…

-¿Cómo ha vivido estos tiempos extraños de confinamiento?¿A qué ha dedicado gran parte de su tiempo?

-Lo he vivido con gran incertidumbre y preocupación, es mucha la gente que ha fallecido y la que está enferma. También me preocupa, claro, como va a afectarnos todo esto tanto psicológicamente, como social y económicamente.
En mi día a día procuro llevar una rutina, creo que es lo mejor, e imagino que el resto de la gente hará lo mismo. He terminado unos cursos online que tenía aparcados. Me gusta mucho leer y como hay tiempo no dejo de devorar libros. También dedico tiempo a la cocina, sobre todo a la repostería, ¡me encanta hacer postres! Busco tener el mayor tiempo ocupado, pintando, haciendo ejercicio físico…

– ¿Cuál se ha convertido en su rincón favorito de la casa?

-Mi habitación, en ella paso la mayor parte del tiempo. Se ha convertido en biblioteca, estudio de pintura e improvisado gimnasio, con sus limitaciones claro.

-Parece que en este tiempo hemos vivido en primera persona una película, ¿se atreve a ponerle título?

-Ojalá se tratara de una de ciencia ficción o de un mal sueño. No sé, me voy a arriesgar “La Ventana”, a través de ella se puede mirar hacia dentro y hacia fuera. Hay muchas versiones diferentes dependiendo de los ojos que miren.

-¿Qué es lo que más está echando de menos de su faceta profesional en este tiempo?

-La rutina diaria del trabajo, el trato con mis compañeras y con los clientes. A la gente que trabajamos de cara al público nos gusta estar con la gente. Estoy deseando volver con las pilas cargadas y con mucha ilusión. En algunas tiendas Women´Secret ya han empezado a trabajar y esto anima, el gusanillo está encendido.

-¿Aprenderemos algo de la experiencia vivida?

-Sí, quiero creer que sí. Ojalá crezca la empatía y disminuya el egoísmo. Aprenderemos a dar prioridad a las cosas importantes: pasar más tiempo con la familia, los amigos, hacernos más responsables de nuestro entorno, a cuidarnos más los unos a los otros porque somos seres sociales y nos necesitamos… Espero que todo lo que hemos aprendido en estos días no caiga en el olvido.