PARKING CARGADOR DE PATINETES ELÉCTRICOS

patinete-electrico

El Centro Comercial El Tormes ha instalado el primer parking cargador de patinetes eléctricos de la provincia de Salamanca. Se trata de un servicio gratuito a través del cual el usuario puede aparcar y cargar su patinete de forma segura.

Ésta es otra de las acciones contempladas en el mes del Medio Ambiente con actividades dirigidas a fomentar el cuidado de la naturaleza y que se están desarrollando desde principios del pasado mes bajo el eslogan “Para la naturaleza no hay plan b”.

El patinete eléctrico, según el último informe de la Asociación Española de la Carretera, es el vehículo de movilidad personal más utilizado en la actualidad (por 7 de cada 10 usuarios).  Además de proporcionar un ahorro de tiempo, de su comodidad y de su precio razonable, el patinete es otro medio de transporte urbano “eco-responsable”. De ahí la apuesta del Centro Comercial por la instalación de este parking que se ubica en uno de los accesos principales a El Tormes.

El parking cargador posee patente europea y está homologado por los estándares más exigentes y, además, es cien por cien compatible con todos los modelos de mercado. Es gratuito para los usuarios y cuenta con un sistema de carga seguro para las baterías de los patinetes.

El sistema es sencillo. Basta con aparcar el patinete en una de las cuatro plazas disponibles, conectar el cargador al enchufe y utilizar los sistemas de carga instalados. El hueco superior se puede utilizar para apoyar el transformador y cargar otros dispositivos. También se puede guardar el casco en el hueco inferior. A continuación, se debe cerrar la puerta, colocar el pomo hacia arriba e introducir dos veces un código de 4 dígitos fácil de recordar. Para abrir de nuevo la puerta basta con introducir una vez el código de 4 dígitos inicial y girar el pomo.

Si el usuario lo desea, puede utilizar también su propio candado para atar el patinete a la base del parking y tener doble seguridad.

Este nuevo servicio que ofrece El Tormes quiere ser una respuesta a las nuevas necesidades de los clientes del Centro Comercial facilitando un lugar donde aparcar este tipo de vehículos de movilidad personal, al mismo tiempo que se recarga la batería. Responde también a la política medioambiental y de sostenibilidad del Centro Comercial.