Punk 2.0 es el título del último editorial publicado por Zara, anunciando así la que será una de las tendencias de moda de la próxima temporada. Zara lo confirma pero firmas como Dior o Alexander McQueen ya lo dejaron ver el pasado invierno en las pasarelas. Este otoño se llevará de nuevo la estética punk pero mucho más chic. El encaje negro, las bikers de cuero, las tachuelas, los pendientes grandes y de brillantes, las medias de topos y los maxi cinturones son algunos elementos que tendrás que añadir a tu armario esta próxima temporada.

Dice la revista Harpers Bazaar, que “si hay un tejido que sea representativo del estilo punk ese es el encaje negro. Ya hemos visto como algunas de las firmas más seguidas de las pasarelas lo incluyeron en sus propuestas y Zara viene dispuesta a confirmar esta tendencia haciendo de este cañero tejido la mayor seña de su nueva editorial Punk 2.0”.

Al encaje se suman los colores crema, dorados o verdes y el vestido de color morado que, como comenta esta publicación de moda, “reúne varias de las tendencias de esta temporada (color morado, estética ochentera, drapeado y longitud midi)”.

(Zara)

Botas doradas, kitten heels (zapatos con un tacón bajo y fino -de unos 3 ó 4 cm.) y, pendientes llenos de brillantes o cinturones elásticos y anchos son algunos de los complementos protagonistas de los looks punk que vuelven.

(Zara)

El origen de la estética punk

La moda punk tiene su origen en los años 70, en Londres. Se trató de un styling, como lo define Canal Trece, que emergió de la mano de un grupo de jóvenes que “recrearon los outfits de la clase obrera de la época, mientras bandas como Sex Pistols, The Damned, The Clash, X-Ray Spex y Generation X usaban la música como la excusa perfecta para denunciar las injusticias sociales. El punk irrumpió con la misma fuerza de las pisadas de unas Dr. Martens, previamente usadas por artistas de la talla de Roger Daltrey, quien fue vocalista de The Who”.

(Revista Tendencias)

“Los pantalones -antes de paño- se convirtieron en denim y se rasgaban a propósito para dejar ver las piernas cubiertas con medias mallas. Las chaquetas de cuero se fusionaban con cadenas y dijes de candados e, incluso, de cuchillas de afeitar”.

Rebeldía era la palabra que definía esta nueva estética. “Los punks rechazaron lo estéticamente agradable y usualmente tomaron prendas comunes para usarlas de maneras chocantes. La ropa era elegida y manipulada para enviar diferentes mensajes”, asegura Jill Condra en su libro ‘The Greenwood Encyclopedia of Clothing Through World History’. “Las chaquetas de los uniformes de escuela eran destrozados, crudamente parchados y unidos con ganchos, desgastadas de adentro hacia afuera, o todo lo anterior”, agrega.

Pero la moda punk no solo era la forma de vestir. Las cabezas rapadas y las crestas pintadas con tinturas artificiales expresaban no solo el rechazo a la sociedad del momento; también el verdadero significado de la música punk.

(CBGB punk / Glam punk)

(Punk anárquico / Punk King´s Road / Skate Punk)

Hemos seleccionado estas imágenes que publica la marca Redbull en un artículo sobre “la Historia del punk: moda, caos y anarquía” sobre las diferentes estéticas de una tendencia que revolucionó la sociedad del momento.

¿Te apuntas a la moda punk más chic?

(Colección Dior, en Harpers Bazaar)