El plástico es un elemento omnipresente en nuestro día a día. Se calcula que se producen al año en torno a 100 millones de toneladas de plásticos y gran parte de ellos acaban en los mares y los océanos formando el 80% de la basura marina. Contaminan el medio ambiente y además pueden tener un efecto nocivo sobre nuestra salud. Parece que éstos son motivos más que suficientes para generar conciencia social al respecto. De ahí que muchas marcas estén apostando por hacer otro uso más sostenible del plástico, confeccionando productos con material reciclado.

IKEA retira todos los productos de plástico de un solo uso

Por suerte son unas cuantas ya, pero una de las últimas en anunciarlo ha sido IKEA. La marca sueca ha procedido desde el pasado 1 de enero a la retirada de todos los productos de plástico de un solo uso tanto de la venta en sus tiendas como de sus restaurantes, bares y cafeterías.  La medida afecta a todos aquellos productos o artículos compuestos de plástico tradicional cuya temporalidad es de «usar y tirar».
«Estos productos contaminan los ecosistemas si no se usan o desechan de manera responsable. Desde IKEA, conscientes de la problemática y urgencia climática que afecta a nuestro tiempo, queremos aprovechar nuestra dimensión e influencia para contribuir a la eliminación del uso irresponsable de plástico y otros residuos. También queremos concienciar a los consumidores sobre sus efectos nocivos, poniendo a su disposición alternativas que les permitan tener una vida más sostenible, tanto en su experiencia en nuestras tiendas como en sus propios hogares», afirma Arturo García, director de Sostenibilidad de IKEA en España, según cuenta la publicación Hi Retail.

De este compromiso y el afán de innovación de IKEA en esta materia han surgido también colecciones alternativas concretas como es el caso de Talkira, que incluye platos, cuencos y tazones elaborados con plástico renovable PLA -a base de almidón-, más sostenible que el tradicional que deriva del petróleo.  A comienzos de febrero llegará a las tiendas la colección Musselblomma, elaborada a partir de plásticos y otros residuos recogidos por pescadores españoles en las costas del Mar Mediterráneo, confeccionada en fábricas españolas y creada por la diseñadora también española Inma Bermúdez.  Los pescadores lo ven cada vez que recogen sus redes: cantidades ingentes de basuras plásticas flotan por el mar. La firma sueca colabora con 1.500 de estos pescadores españoles de diferentes puntos de la costa mediterránea, los cuales dedican tiempo y esfuerzo a recoger los plásticos del mar –en ocasiones llega a ser casi el cincuenta por ciento de la «captura» diaria–. Después, esos restos plásticos se procesan y se convierten en la materia prima que da forma a la colección.

ZARA lanza una colección realizada con desechos plásticos recolectados en playas y ríos

Pero más marcas están adoptando decisiones al respecto. Otro ejemplo es la firma española ZARA que ha lanzado su primera colección hecha a partir de desechos plásticos. «Upcycled Outerwear Colecction» es  una colección fabricada con poliéster reciclado obtenido a partir de desechos plásticos, material que ha sido recuperado en playas y orillas de ríos. Pertenece a la línea «JoinLife» con la que el grupo denota a sus colecciones más sostenibles. Esta no es la primera ocasión en que la principal cadena de Inditex recurre a la utilización de poliéster reciclado para la confección de una de sus colecciones, pero sí es la primera en la que parte de ese poliéster se ha fabricado a partir de plásticos recuperados de entornos naturales.

Específicamente, el plástico ha sido recogido en la costa de la Rivera Maya, a unos 50 kilómetros de distancia de diferentes ríos y áreas costeras en las que no se cuentan con sistemas de gestión de residuos. Una vez recolectado, los residuos son clasificados para que puedan reciclarse de la manera más óptima posible, de manera que el PET, el material empleado en la fabricación de las botellas de agua, puede ser recuperado y transformado en poliéster reciclado, fibra cuya obtención además requiere de un menor consumo de agua, energía y recursos naturales.

H&M, otra marca comprometida

Son varias las actuaciones de la marca H&M en favor de un desarrollo más sostenible. Una de las últimas iniciativas ha visto la luz este mes de enero. Ha lanzado una colección diseñada por la cantante y compositora estadounidense Eilish que presenta prendas que imitan sus siluetas de gran tamaño. Cada artículo de la colección se ha realizado utilizando materiales que han sido «obtenidos de una manera más sostenible», afirma H&M.

La colección está integrada por 16 piezas entre las que destacan las camisetas largas y de líneas rectas, las sudaderas, los vestidos estilo camiseta y los pantalones de jogging. Los colores que más abundan en la colección son el negro, el crema y el verde neón.