Hace un año, más o menos por estas fechas, en Enamódate ya hablábamos de las botas cowboy como una de las tendencias del siguiente otoño y parece que este año volvemos a repetirnos. Y es que, sin duda alguna, las botas cowboy han encontrado en las épocas de entretiempo (primavera y otoño) sus mejores aliados. Son unas botas cómodas, tanto por hechura como por la forma del tacón, son de piel (lo que las hace más confortables) y sientan de maravilla en piernas. Porque si a las botas cowboy tradicionalmente se las relaciona con la moda vaquera o más campera, se ha demostrado que los vestidos, faldas y shorts le sientan muy bien.

(Vogue)

Vogue apunta que esta nueva temporada se llevarán los botines victorianos con cordones que ya llevó Madonna en los 80; que las botas militares también estarán muy presentes; y que las auténticas estrellas serán las botas y botines cowboy. “El calzado campero por antonomasia se ha sabido hacer un hueco entre las colecciones de los diseñadores desde que allá por 2017 Calvin Klein los subiese a la pasarela en un imaginario western que alcanzó a Ashley Williams, Prada, Nina Ricci o House of Holland”.

(Trendencias. Elsa Pataky con calzado de la marca Gioseppo -que puedes encontrar en Megacalzado del Centro Comercial El Tormes)

Las grandes marcas ya han adoptado la tendencia y se pueden encontrar botas cowboy de lo más variado. Desde las más tradicionales negras y marrones con pespuntes y grabados tipo country; hasta aquéllas que mezclan tradición con fantasía. Botas y botines blancos, con parches negros o de print animal (serpiente es la más común). Combinaciones de negro y blanco; botines con pelo; y además se introduce el rojo. De hecho Zara ha acudido a este color para ofrecer distintas versiones de este tipo de botines.

(Bershka)

(Stradivarius)

(Stradivarius)

(Zara)

(Zara)

(Zara)

Ya hemos dicho que estas botas y botines piden lucir piernas, pero también sientan ideales con jeans pitillo y tobilleros y vestidos de estética hippie. De hecho es uno de los imprescindibles en la mochila de las que acuden a uno de los festivales de música, porque no siendo el calzado más veraniego que existe sabe estar a la altura y permite unos looks ideales.

(Collage Vintage / My Peeptoes)