En La Mirilla de Enamódate nos dedicamos a buscar las mejores tendencias en moda y estilo y una de ellas, en lo que se refiere a peinados, parece ser la vuelta del mullet, el peinado ochentero que regresa con fuerza.

Las tendencias son cíclicas, asegura Harpers Bazaar, y no solo en el mundo de la moda, sino también en el de la belleza. «Una prueba de ello es que maquillajes y peinados excéntricos que quedaron enterrados como cosa del pasado y solo sobrevivían en álbumes de polaroids ahora resurgen de sus cenizas. Este ha sido el caso del mullet o ese peinado también conocido comúnmente como <greñas>».

El mullet es ese corte de pelo corto por delante y largo por detrás del que Bowie fue pionero y que luego defendieron también Mick Jagger, Mel Gibson, Paul McCartney e incluso Tina Turner. «Porque si algo tiene el mullet es que no tiene género, solo una especie de alma heredada del punk y un carácter rebelde que confiere a quien lo lleva. Así, a finales de los 70′ con Bowie y en plena década de los 80′, el mullet conocía su época dorada. Era arriesgado, sí, y no era apto para todos ni todos se atrevían con él, pero también era tendencia». En estos años no había héroe de acción que se resistiera a ese corte masculino y al mismo tiempo desenfadado: Bruce Willis,  Jean Claude Van Damm o Chuck Norris también lo lucieron. También lo llevaron héroes románticos como Patrick Swayze en Dirty Dancing o un seductor George Clooney. Dice El País que este «peinado del negocio y la fiesta, serio y rebelde al mismo tiempo, encontraba en la masculinidad tradicional el lugar perfecto para meter la tijera. Aunque hubo algunos ejemplos femeninos que se atrevieron con el corte», como Cher, Patti Smith o Joan de The Runaways, entre otras.

(David Bowie)

Después de su explosión ochentera, el mullet sufrió una denostación en todas las esferas cuando la gente corriente empezó a peinarse como las personas a las que admiraban: «ahora eran los llamados quinquis o canis en España o los red neck en Estados Unidos quienes lucían ese peinado y, con ello, comenzó su mala fama», comenta El País. Llevar un mullet ya no estaba ligado al glamour, sino a lo hortera.

Sin embargo, el mullet vuelve a ser tendencia y lo hace con la etiqueta de cool. Lo advirtieron Teen Vogue, Paper o The Guardian, al tiempo que en Instagram el hashtag #LadyMullet muestra algunas de las versiones más innovadoras de esta tendencia. En España el estilo también comienza a ganar adeptos.

(Úrsula Corberó / Zendaya)

(Rihanna / Miley Cyrus)

¿Te atreves con el mullet? Si estás pensando en un cambio de imagen radical y esta tendencia te parece excesiva, te dejamos otras propuestas para este 2020 que también lucen nuestros famosos. Cortes con degradados, estilo pixie o rapados.

(Imágenes: Trendencias)